¡Cuidado con su compadre!

By Pepe Royo,

¡Cuidado con su compadre!

Eso le dijeron a Simón Blanco, antes de llegar al baile (y lamentablemente, se lo llevaron al baile). Bueno pero eso es tema para otra conversación, en cuanto a nuestro contexto, en cuantiosas ocasiones veo situaciones que todavía no logro comprender; donde todo comienza cuando me hablan para vender una casa y cuando llego al valor aproximado de mercado sugerido de venta, me dice el propietario: “Óigame no, eso no puede ser, si nosotros pagamos mucho mas que eso”. Entonces les pregunto como fue que hicieron esa compra y la respuesta típica es “Se la compre a mi compadre”. ¡¡Orele!! Su compadre que tanto lo estima y quiere, le vendió su casa a precio de “Ganga” y muchas veces sin inclusive ver la casa antes de comprarla (A gallo tapado). Para valientes mi tierra.

¿Que fue lo que paso? El amigo/compadre se encontró un incauto y salió de su problema por que así se la jugaron a el o por que simplemente se chamaqueo al compadre y listo. En estos casos para un servidor resulta una tarea difícil, explicarle al nuevo vendedor que su propiedad tiene una valor de mercado actual 10% a 15% mas barata y es aquí donde comienzan las negociaciones acaloradas por las ofertas de compra, comisiones y costos de cierre ya que solo tiene hueso y no hay carnita de donde cortar. Normalmente acabo recomendándole que le bajen el precio o que simplemente encuentre otro “compadre” para que se repita la historia (entre bromas y risas). El mercado de Bienes Raíces es muy eficiente al igual que los Mercados Bursátiles ya que estan ligados a los mismos factores (tasas de interés, información pública, bonos, etc..) que determinan la rentabilidad de los últimos  y por consecuencia, un activo sobre/sub valorado se detecta inmediatamente por el mercado.

¿Solución? Siempre es recomendable buscar la representación de un agente/servidor de bienes raíces que conozca no solo las leyes de Texas de Bienes Raíces sino que también tenga un conocimiento muy claro de ese tipo de instrumento que se este queriendo vender o comprar así como también tener conocimiento de esa colonia o comunidad. Los bienes raíces, son un instrumento financiero muy local, casi al nivel de cuadra. Hay colonias que son partidas por una avenida , canal o casualmente el ferrocarril donde los valores de una sección de casas cambia de manera considerable a la baja o a la alza.

Es por eso que se recomienda de sobremanera utilizar los servicios de gente profesional y conocedora de los valores de los bienes raíces en la modalidad que usted desea vender o comprar.

En PPR estamos siempre a sus ordenes para acompañarle en el proceso de compra o venta de manera profesional y oportuna para que usted logre sus metas y objetivos en esta materia tan apasionante – Los Bienes Raíces.

Saludos

PPR

P.D. No todos los compadres son cabrones, también existen agentes de bienes raíces con escrúpulos muy limitados y con mínimas cantidades de vergüenza en su haber, quienes con gusto reciben “lindos incautos” diariamente. Siempre es recomendable pedir recomendaciones de gente que ya estuvo allí y que hizo las cosas bien. No le hagan al vivo y se pongan a trabajar con el primero que les “hablo bonito al oído”, que “habla español” y que entiende a los “Mejicanos” (con j). Hagan su chamba de investigación.